Por Primera Vez – 4

Aquella noche no pudo cenar.

– ¿Estás segura de que te encuentras bien Ros? –

– A lo mejor tengo un poco de catarro o me ha sentado algo mal a mediodía. No te preocupes Ana – Ana no dijo nada pero la preocupación no desaparecía de su cara.

– Venga Ana, que porque no cene una noche no me va a pasar nada y a lo mejor le hago un favor a mi culo –

– Siempre con tus complejos Ros … – se fue murmurando por el pasillo.

Continúa leyendo “Por Primera Vez – 4”