Por Primera Vez – 8

15 de octubre de 2009

La ambulancia aparcada en doble fila a la entrada del edificio de la aseguradora había apagado la sirena pero mantenía las luces naranjas giratorias para advertir al tráfico de su presencia.

Se había formado un corrillo alrededor con los oficinistas que habían salido a echarse un pitillo. Murmuraban, intercambiaban hipótesis:

– Dice la de la limpieza que se la han encontrado tumbada sobre el teclado del ordenador-

– Pues yo he oído que estaba desmayada en el suelo –

– No era muy mayor ¿verdad? Qué habrá podido pasarle … –

– Últimamente estaba algo rara, siempre que iba a recoger reclamaciones me la encontraba en el ordenador de Marga –

– Pobre, quedarse sola después de tantos años juntas –

– He oído que ha sido una crisis nerviosa. Fíjate tú, Rosa, no he conocido a nadie más tranquilo en toda mi vida –

Microsoft Word – Por primera vez.doc

Se callaron todos y formaron un pasillo al ver la camilla saliendo por la puerta grande de cristal cuyos paneles se abrían y cerraban automáticamente con la presión del peso de una persona sobre el felpudo. A cada lado, un miembro del Samur. Tumbada sobre ella, Rosa, inconsciente.

No dieron explicaciones, subieron la camilla a la UCI móvil, cerraron la puerta trasera y con la sirena ululando se incorporaron al tráfico madrileño.

Arriba en su oficina, Juanjo de Contabilidad y el Sr. Pérez hablaban en voz baja sin atreverse a levantar la vista del suelo.

– No sé como no había visto nada –

– No te culpes Paco, ninguno de nosotros lo habríamos visto, Rosa era el equilibrio personificado, nunca la vi ni triste ni alegre –

– Ya, pero todo ese trajín de acá para allá de la mesa de Marga a la suya… Reconozco que algo raro me pareció pero quién hubiera podido pensar … –

– ¿Qué ha dicho el médico? –

– Creen que es un colapso nervioso, una especie de shock provocado por una mala noticia o algo inesperado pero que lo tendrá que evaluar un psiquiatra –

– ¿Qué estaba haciendo cuando se cayó? –

– Pues realmente no lo sé porque yo me la encontré ya inconsciente sobre la mesa pero tenía abierto su correo electrónico personal –

DE: jurado@tallerdeautores.com
A: ROSA CEBREROS
Re.: VIII CERTÁMEN LITERARIO tallerdeautores.com OBRA GANADORA: Por vez primera
NICK DEL AUTOR: Don Vito

Estimada Rosa:

Es para nosotros un indudable placer felicitarte como ganadora del VIII CERTÁMEN LITERARIO tallerdeautores.com
Tu obra ha sido elegida por su frescura, ritmo y capacidad de arrastre. Nos has embaucado a todos y el veredicto ha sido unánime.

Próximamente recibirás en tu dirección postal la invitación para la recogida de premios, donde espero podamos conocernos personalmente. Asimismo iremos perfilando por correo electrónico los detalles de la publicación y presentación del libro.

Una vez más enhorabuena y espero poder abrazarte pronto.

Ángel Ortiz – Director y Editor
Taller de Autores

PD: Nos tenías completamente engañados, de verdad creíamos que eras un hombre.


©Mara Funes Rivas – Septiembre 2021



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s